Español
Español
English
English
 
 
Martes, 01 de Marzo de 2016
La importancia de entrenar las piernas.

El entrenamiento pesado de piernas (sobre todo de sentadillas y peso muerto) puede ayudar a ganar masa muscular en el tren superior.

Durante estos movimientos multiarticulares, el torso se encuentra bajo tensión isométrica máxima, esto es realmente importante ya que este estímulo es casi tan efectivo como un entrenamiento regular.

Por ejemplo, durante las sentadillas frontales; trapecios, hombros, abdomen y espalda baja se encuentran en tensión isométrica máxima.
Durante el peso muerto; trapecios, dorsales, hombros, abdomen, espalda baja e incluso pectorales también lo están.
Los ejercicios pesados como peso muerto, sentadillas, press banca y remo con barra han demostrado favorecer la liberación hormonal post-entrenamiento.
A nivel atlético, las piernas ofrecen los mejores beneficios en el rendimiento. Ganando masa muscular en el torso, sin estar acompañado de un aumento de fuerza en las piernas, hace descender tu velocidad en carrera, sprint o ciclismo y decrece el rendimiento en salto.
El secreto para un entrenamiento más duro y efectivo es conseguir una activación nerviosa lo suficientemente importante como para que el cuerpo este preparado para cargas superiores.
Son ya varios artículos y estudios en los que hablan sobre sus beneficios.

Las piernas son una parte fundamental en muchos ejercicios, pues es la principal forma de propulsión.
El entrenamiento del tren inferior ayuda a aumentar la producción de testosterona en el organismo que nos predispondrá a aguantar mejor el entrenamiento físico en el caso de los hombres, potenciando el crecimiento muscular.
En el caso de las mujeres ayuda a mejorar el estado general de las caderas y los glúteos, pues mejora la circulación sanguínea evitando la formación de nódulos de grasa y retención de líquidos causantes de trastornos como la celulitis.
Tener unas piernas bien trabajadas aumentará la respuesta del organismo frente a una actividad, dotándonos de más fuerza y aguante, y es que unas piernas fuertes son la base de un cuerpo resistente al ejercicio, ya que son las piernas las que aguantan el empuje en la mayoría de ejercicios.

Debemos saber que el entrenamiento de esta parte del cuerpo tiene que ser intensivo para maximizar los resultados, pues estamos hablando de músculos grandes dotados de fuerza, porque los utilizamos habitualmente.

Un buen entrenamiento de piernas hara que..

1.Ganes más músculo.
Así es, y no sólo en las piernas, en el resto de tu cuerpo también.
Debido a que los músculos de las piernas son de los más grandes de tu cuerpo, éste tendrá que secretar una mayor cantidad de hormonas para poder recuperarlo después de un entrenamiento lo suficientemente fuerte, esto se traduce en una mayor oportunidad para construir músculo en el resto de tu cuerpo también.

2.Quemarás más calorías.
Al entrenar piernas tu cuerpo consume más calorías que cuando ejercitas otros grupos musculares debido a su mayor tamaño.
Debido a esto también necesitan un mayor tiempo de recuperación, lo que hace que el metabolismo se mantenga más elevado por un mayor tiempo ayudando a quemar más calorías.

3.Serás más fuerte.
También trabajas la parte media de el cuerpo, y al tener piernas y tronco más fuerte le brindas un mayor soporte y estabilidad, lo que te ayuda a poder trabajar más fuerte también la parte superior desarrollando así mayor fuerza en todos los músculos.

4.Adquieres un cuerpo más simétrico.
Seguramente veamos a muchos fanáticos del gimnasio con unos brazos y pectorales bien desarrollados pero con unas piernas tan delgadas que parecen no poder sostener su cuerpo, esto tenemos que aceptar que no se ve bien..

5.Adquieres fuerza mental.
La razón principal por la cual muchas personas no les gusta entrenar piernas es porque es física y mentalmente más duro.
Muchos utilizan excusas como… mis piernas son grandes, me duele la rodilla, tengo problemas con mi espalda, etc., aunque muchas veces pueda ser cierto, en la mayoría de los casos son simples excusas para no realizar un trabajo que requiere un mayor esfuerzo (tanto físico como mental), resistencia y carácter.

6.Mejora el desenvolvimiento deportivo.
Todos los deportes involucran el uso de las piernas (saltar, correr, levantar, etc.) por lo tanto tener unos músculos fuertes y resistentes te ayudará a realizar de una forma más efectiva y eficiente las actividades deportivas que practiques, brindándote un mejor rendimiento.

El entrenamiento de piernas es más demandante que el resto de grupos musculares, los beneficios que brinda hacen que valga la pena realizarlo.
Además, si buscas mejorar tu físico o tu rendimiento deportivo es imprescindible que lo incluyas es tu rutina de ejercicios.

Martes, 23 de Febrero de 2016
Los polialcoholes

Los polialcoholes (azúcares alcohólicos) son unos compuestos químicos orgánicos con sabor dulce.
Estos compuestos químicamente se consideran carbohidratos hidrogenados cuyo grupo carbonilo ha sido reducido a un alcohol.
Se emplean en numerosas aplicaciones alimentarias como edulcorantes en substitución del azúcar (sacarosa), poseen contenidos calóricos muy bajos y su poca fermentabiliad hace que no contribuyan al desarrollo de la caries dental.
Por esta razón por la que se encuentran en chicles, pastas dentrifricas, etc.

Como grupo de edulcorantes, este tipo de azúcares no posee una dulzura tan grande como el azúcar común.
Su sabor es similar al de éste y puede ser usado para ocultar los retrogustos causados por algunos edulcorantes.
Los polialcoholes no son metabolizados por las bacterias bucales y este efecto hace de ellos ideales en su uso de edulcorantes medicinales, así como justifican su empleo como preventivos de las patologías bucales dependientes de la placa dentobacteriana.
No se ponen marrones cuando se le aplica calor, tal y como hacen los azúcares.
Los alcoholes de azúcar más comunes en los alimentos son maltitol, sorbitol, isomalt y xilitol.


Algunos de ellos,como el sorbitol y el xilitol pueden producir una sensación de frío en la boca cuando están presentes en ciertas cantidades.
Este es el caso de los chicles y caramelos.

Los azúcares alcohólicos se absorben de forma incompleta en el torrente sanguíneo procedente del intestino delgado, lo que provoca unos cambios mínimos de glucosa en sangre, o por lo menos lo hace en menor escala que el azúcar.
Esta propiedad hace que sean edulcorantes aptos para diabéticos o personas diagnosticadas con una dieta hipocalórica.
Sin embargo, al igual que otras sustancias que no se digieren completamente, su consumo excesivo produce sensación de hinchazón, diarrea y flatulencia debido a su baja absorción en el intestino delgado.
Algunos individuos presentan estos cuadros incluso en pequeñas dosis.
Con su uso continuado las personas adquieren un grado de tolerancia a los mismos. Como una excepción, se sabe que el eritritol se absorbe en el intestino delgado y es excretado por la orina, de esta forma este polialcohol no tiene estos efectos secundarios en consumo moderado.
contienen algunas cantidades de calorías, aproximadamente 2 calorías por gramo en función del alcohol de azúcar específico.
Por lo tanto, un consumo excesivo de estas sustancias puede añadir un exceso de calorías que si no se queman con el ejercicio se puede experimentar aumento de peso.

Son una gran opción, pero no se han creado con la habilidad mágica de causar ningún cambio en el peso, si no cuidas en general la alimentación poco te va a ayudar consumir productos sin azúcar.
Tampoco hay que olvidar que aportan una pequeña dosis de ésta, por lo que un consumo excesivo de polialcoholes podría propiciar un aumento de azúcar en sangre.

Son ideales para satisfacer el gusto por lo dulce, además son seguros para personas diabéticas, ayudan a controlar la línea y alcanzar las metas de dieta baja en carbohidratos. Sólo hay que asegurarse de no comer en exceso para no aumentar de peso y para evitar problemas gastrointestinales.